Publicado en Reseña

Reseña: Cartas desde la Isla de Skye

Una emotiva historia9788408101369 de amor durante la Primera y la Segunda Guerra narrada a través de cartas al más puro estilo de 84, Charing Cross Road.
Marzo de 1912. Elspeth Dunn -una joven escritora que jamás ha abandonado su hogar en la remota isla escocesa de Skye- recibe la carta de un admirador norteamericano. La firma el universitario David Graham y supone para ella una puerta al mundo.
A medida que los dos se vuelcan en la correspondencia -compartiendo sus esperanzas más atrevidas y sus mayores secretos- su intercambio acaba convirtiéndose en amistad y, con el tiempo, en amor. Cuando estalla la I Guerra Mundial, David se alista como voluntario y la correspondencia se trunca.
Junio de 1940: en plena Segunda Guerra Mundial, la hija de Elspeth, Margaret, se enamora de un piloto inglés. Su madre trata de disuadirla, las guerras no son el mejor momento para enamorarse, lo sabe por propia experiencia. Un día Elspeth desaparece. Su hija trata de dar con ella a través de unas cartas que encuentra. Son las que David y su madre se intercambiaron décadas atrás. La búsqueda de la madre llevará a Margaret a desvelar un pasado del que poco sabía.

Hay muchos tipos de lectoras: unos primero leen la sinopsis; otros, con tal solo saber que es de su escritor favorito ya no necesitan más referentes para leer ese libro. Pero, creo que somos muchos los que nos dejamos cautivar por la portada. En este grupo me incluyo. La primera vez que me pasó fue con, Búscame en tus Sueños, de Caroline March. Ejerció sobre mí tal poder que, hasta que no lo encontré y lo leí, mi cerebro no se fijaba en ningún otro.

La segunda vez fue con el libro que hoy os presento. Ver a este cartero (que no lo es) cabizbajo, provocó que mi cerebro hiciera “click” y se despertaran en mí unas irrefrenables ganas de leerlo. ¡Al fin tenía una nueva lectura entre mis manos!, después de haber sufrido una “crisis literaria”. Este concepto, muy conocido por lectores compulsivos, es aquel momento que, después de terminar un libro, sentimos, sufrimos que ningún otro nos engancha, nos entusiasma. No hay razones aparentes, simplemente no podemos leer y nos alejamos de nuestra pasión favorita. Eso me pasó tras acabar de leer la saga Forastera de Diana Gabaldon.

Pues bien, a mi rescate, como os dije al principio, vino Cartas desde la Isla de SkyeFui a mi librería de confianza y me lo agencié. Cuando lo tuve entre mis manos, una extraña emoción se fue cociendo en mí: sentir la pasta, el tacto de sus hojas, ver de cerca a ese hombre… Os confieso que le hinqué el diente como si se tratara de un pastel de chocolate y, así fue. Es bonito, dulce, con sus momentos amargos, tensos, de esos con los que te muerdes las uñas. Sobre todo, muy ameno. Además, no es el típico libro, chico conoce chica, no. Es más que todo eso. Es viaje al centro de dos personas que forjan unos sentimientos a través de cartas. Primero, muy inocentes; al final, apasionadas donde las haya. 

La frase de mi madre: “nunca sabes ni dónde, ni cómo, ni cuándo vas a encontrar el amor” es muy cierta, porque se puede aplicar a la primera pareja. Bueno claro no lo sabéis, hay dos parejas.

La primera es la formada por los protagonistas: DAVID Y ELSPETH. Dos personas completamente diferentes: ella mayor que él unos años; sensata, seria, una mujer muy apegada a su tierra y a su familia. Él un joven estudiante alocado, con unas peripecias increíbles que no se corta en contarle. El uno encuentra en el otro a esa persona en la que apoyarse, la que entiende sus silencios, las inquietudes de la edad, la que resta importancia a los miedos. Esa persona que te escucha y, lo más importante, no te dice lo que quieres oír, incluso en la distancia. Porque así surge este amor. Puede parezca imposible, inverosímil, sin embargo, este libro te muestra que no es así, que puedes encontrar el amor en la letra escrita del puño de un/a hombre/mujer que vive a miles de km de ti. Este es el secreto: ÉL AMERICANO, ELLA ESCOCESA de la ISLA DE SKYE.

Si la tuviese que catalogar, no lo haría como narrativa, sino como Romántica Histórica. La diferencia, aquí nos enrolamos en las dos Guerras Mundiales. David se enrola en la Gran Guerra. Con este panorama la pregunta del millón es: ¿llegan a conocerse? Respuesta: Señoras mías, hagan el favor de leer el libro ¡¡JA!!

La segunda historia, que se desarrolla en la II Segunda Guerra Mundial, vemos a la hija de Elspeth: Margaret. Ella también tiene su propia historia de amor, pero a la vez descubre todo aquello que su madre le había ocultado todo ese tiempo. Unos secretos que la llevan a acercarse a su familia materna que, por ciertas razones, han “repudiado” a su madre. Viajará a Skye. Se enrolará en una aventura que, a un mismo tiempo, la hará conocerse mejor a sí misma, como a su madre, esa gran desconocida para ella. Allí, en la antigua casa de su madre, junto a su abuela y con el inconfundible olor a mar, sabrá de dónde procede, descubrirá sus raíces y por cabezonería conseguirá que su madre recupere lo que una vez perdió.

Todo ello bajo ese halo bélico, pues mientras ella descubre verdades, los nazis bombardean Londres, Edinburgo, las bajas civiles y militares se cuentan a decenas, y los más pequeños son llevados a otras zonas del páis para alejarlos de ese sufrimiento. Una historia que apenas se toca en novela romántica, ya que estamos más acostumbradas a los Higlanders y a las Highlands del s. XVIII (u otros siglos). Sí, bueno, nos alejamos de ellos, pero sin abandonar la magia que desprende, más bien, rodea a este país.

Recomiendo encarecidamente esta lectura. Es un libro tierno que desprende AMOR desde la primera hasta la última página,  ternura, pasión contenida (en algunos momentos), emoción… te hace reír, a veces te aprieta la garganta con unas irrefrenables ganas de llorar. Te despierta unos sentimientos muy grandes (así viví). Aunque os pueda parecer extraño, por el tema de las cartas, es de lectura muy fácil. Es más, se me hizo extremadamente corto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s