Publicado en Reseña

Reseña: Oriente en tus ojos

 

Oriente-en-tus-ojosLibro 1º de la trilogía Oriente

Los ojos de Jason Warwick son del color del preciado índigo que reina en los bazares del Indostán.

Los ojos de Carmentia Ingram son insondables, misteriosos como los prodigios de Oriente.

Él es un rudo capitán inglés, un hombre de honor destinado a servir a su país en una India que se convulsiona bajo el mando del Raj británico. Lo que no sabe es que también puede ser un hombre apasionado cuando tiene a la mujer que menos se espera entre sus brazos.

Ella solo desea una existencia tranquila en Londres, a cargo de sus hermanas menores. Pero un viaje a un pequeño estado cercano a Calcuta se interpone en su camino y la obligará a dominar el miedo que acecha en su corazón.

Bajo un exótico velo de especias y seducción, de intrigas y malos entendidos, ¿serán capaces Jason y Carmentia de resistirse a la atracción que los une? ¿O se perderán juntos en el mágico esplendor de la India?

Cuidados-de-la-caléndula

El amor huele a caléndulas.
Una novela te permite viajar, te transporta a su mundo.
Una muy buena novela te deja con ganas de más.
Esto fue lo que me ha pasado con Oriente en tus ojos. Una novela narrada con un lenguaje que para nada es pretencioso, tampoco anacrónico. Desde la primera palabra, hasta la última, es una cadena preciosa de sucesos, historias, que convergen de una maravillosa manera para dar forma a este gran libro.
Todo comienza en Londres, esa gran metrópoli del s. XIX, con sus reuniones, fiestas y todo ese abanico que nos proporciona la sociedad victoriana del momento. Ahí encontramos a las hermanas Ingram, Carmentia, más conocida como Cam, Leo y Lemy, la más pequeña. Su historia familiar está rodeada de claroscuros. Junto con su abuelo, un vizconde algo excéntrico, vemos, y resalta por si solo, el amor a la familia. Cam y Leo son dos chicas de la época, saben qué se espera de ellas, aunque tienen, más en el caso de Leo, un carácter muy marcado, a lo que se une, ciertos comportamientos avanzados para la época, ya que Leo es una muchacha muy versada.
Su vida es muy tranquila, todo lo tranquila que puede ser, pues a su alrededor hay rumores, miradas de reojo, todo el mundo tiene una opinión de su familia. Pero, esa vida da un giro cuando se ven obligadas dejar las comodidades de Londres y marcharse a la lejana India.

NmZQfLz
Oriente.
Ese lugar del mapa mundial al que Cam se prometió no volver. Sin embargo, se ve embarcada en un viaje junto a un hombre que según todos, incluso los periódicos, ha resucitado entre los muertos. Jason Warwick. Este es el principio de una hermosísima historia de amor.
Jason y Cam, son los dignos protagonistas. La tensión entre ellos crece cada vez que se ven, se cuece a fuego lento y chispea cada roce, mirada, sonrisa. Es uno de esos amores dulces que se mueven como una montaña rusa, cuando crees que nada más puede pasar entre ellos, hay un giro que no esperas, una vuelta con la que no contabas.
Son el binomio perfecto:
Cam es la parte dulce, sensible. Una mujer que lucha y protege a su familia, lo da todo por ellos. Tanto es así que mira más por ellos que por ella misma. Es la primera en caer en las garras del amor.
Jason cuando quiere es rudo, cuando no seductor, si la escena lo requiere, protector o amoroso. Tiene unos principios que nunca romperá a no ser que afecten, directamente, a las personas que ama. Como militar conoce muy bien el territorio, por eso, gracias a él, veremos la gama cromática del anochecer y el amanecer en La India.
Son dos personajes de los que me gustan, cada uno con su propia historia vital que los hace atractivos al lector. Que los marca, les generan miedos (en algunos casos), o los lleva a ser desconfiados. Evidentemente, no voy a desvelar nada, solo diré que son dos personas marcadas que, por los envites de la vida y designios del destino, se encontrarán para calmar sus almas.

6vLJ4a
Además de su amor, hay intriga desde que comienzan la travesía y hasta el final del libro. Sin ellos saberlo, conflictos, interese ocultos, intrigas, se enlazan a su alrededor para enturbiar la existencia de nuestros protagonistas.
En cuanto a los secundarios, son dignos de mención. Ban y Leo me han encantado. Dos personas muy, muy inteligentes, que nos permiten disfrutar de unos diálogos rápidos, donde se ve claramente la tensión, no solo intelectual, sino la física también.
A todo ello, se le une un escenario de película: La India. Sus olores, los colores, la tierra, la luz, los paisajes, esas mansiones coloniales y, como no, las caléndulas, crean un ambiente digno de mención, pues ¿qué sería de esta historia sin La India? Por otro lado normal, cuando sabes que la autora es una apasionada de Oriente (lo siento, tenía que decirlo).
Oriente en sus ojos no es una novela cualquiera, es una novela que te deja una resaca literaria de órdago. Es una novela para el recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s