Publicado en Opinión, Reseña

Reseña: Mirando al cielo de Roma, de VM Cameron

Anoche terminé la última novela de VM Cameron, “Mirando al cielo de Roma”. Y es como embarcarse en un viaje a la Ciudad Eterna, en donde la descubres a través de los ojos de la joven protagonista. Poneos los cinturones, que allá que vamos.

35386440

Tatiana es una joven que, durante cuatro meses, ha organizado una escapada de tres días a esa ciudad italiana con su mejor amiga. En el último momento, Claudia, que así se llama su amiga y compañera de viaje, le dice que no podrá ir, pero que en su lugar irá su hermano, Jorge. Tatiana y Jorge no tienen la mejor de las relaciones desde que ambos asistían al instituto, más aún: casi no se soportan. Así que, inesperadamente, Jorge se convierte en su compañero para ese viaje al que ella tanto había estado deseando. Llegar hasta su destino no va a ser un camino de rosas para Tatiana, y una vez allí tampoco es que las circunstancias se lo pongan fácil. Pero un pequeño incidente hará que comience a mirar a su impuesto compañero de viaje de otra manera. A partir de ahí, Roma será una nueva experiencia para Tatiana.

promo-01-boscolo-roma

Desde las primeras líneas, narradas en primera persona, la autora va desgranando la odisea de la joven Tatiana, con la que empatizas casi de inmediato. Es simpática, espontánea y dicharachera, que no sabe si volverá a dirigirle la palabra a su amiga por lo que le ha hecho. A través de sus ojos vamos descubriendo esa hermosa ciudad italiana. Algunas veces he sonreído al imaginarme los escenarios que ella ha descrito tan perfectamente: la Fontana de Trevi en su angosta plazuela, el Coliseo lleno de turistas, la tierra del Circo… ha sido como volver a estar allí, porque esta novela es como una pequeña guía de viajes, en donde visitas la ciudad a la vez que los protagonistas.

Y está Jorge, el serio Jorge, que esconde sus sentimientos más que calla. Jorge, que mira a través del objetivo de su cámara y que fotografía El Panteón, sacando todo lo bello que hay en él. Yo me entiendo. Jorge es el contrapunto perfecto a la impulsividad de Tatiana, y su mejor complemento. Juntos van experimentando ese viaje, que de maneras tan distintas, se gestó para cada uno de ellos, y que llega a ser, además, un viaje de propia aceptación y de redescubrimiento del otro.

fontana di trevi 4

La novela tiene un ritmo ágil, como si fueras guía en mano, visitando tal o cual lugar. Y, como los protagonistas, te vas enamorando del ambiente, y casi puedes oler y saborear las  pizzas de Gianluca, un simpatiquísimo secundario, que hace las delicias del lector. Además del simpático pizzero, la novela está salpicada de secundarios que nos hacen sonreír y emocionarte.

Leer esta novela es como abrir una ventana a Roma y recibir una bocanada de aire fresco. Ha sido una delicia poder hacerlo. Y, cuando llegas al final, te deja con una sonrisa en los labios y en el corazón, y no te cabe otra cosas que desearles a Tatiana y a Jorge lo mejor.

 

Marion.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s