Publicado en entrevista

Entrevista: Rocío Mulas

rocio ok

¡Hola, Rocío! Gracias por visitarnos. Pasa al saloncito de “A merced de las musas” y ponte cómoda mientras empezamos con la entrevista.

Lo primero que nos gustaría es que nos hablases un poco sobre ti. ¿Tienes alguna anécdota o historia relacionada con la lectura que podrías compartir con nosotras?

¡Hola! Muchas gracias por hacerme un hueco hoy entre las musas, es todo un honor.

Hay una anécdota que sucedió unos años después de escribir la novela. La idea comenzó en 2009, pero no tuvo la forma deseada hasta hace dos o tres años. Sin embargo, la premisa de “chico que toca el piano y chica que toca la guitarra” era original desde entonces, al igual que el personaje de Danniel, el amigo ligón y gracioso de Nicholas. Lo curioso es que yo conocí a mi pareja en 2012. Él toca el piano y yo la guitarra, y además, uno de sus mejores amigos se llama Dani, y es tal y como sería Danniel. No me di cuenta de esto hasta que hace tres años volví a coger la novela para corregirla, y vi que muchas de las expresiones del personaje, ¡eran iguales a las del Dani real! Sin querer, creé un personaje basándome en un amigo que aún no conocía, y en un pianista al que aún no había escuchado.

Quizás estaba destinada a vivir un poco de esta historia yo misma.

—¡Vaya! Esa sí que es una preciosa anécdota. Ahora, sigamos conociéndote un poco más. ¿Cuáles son los géneros literarios que más te atraen? ¿Y los libros que no pueden faltar en tu estantería?

Dos de mis géneros predilectos son el romántico y el thriller psicológico. El psicoanalista, de John Katzenbach, me fascinó desde que era adolescente porque nunca había leído nada con tanto suspense. Me ocurre lo mismo con Romeo y Julieta o Hamlet, de Shakespeare. Ambos son libros sencillos que me gusta leer mientras imagino cómo sería vivir una historia de amor en el Renacimiento. Y, aunque ya no los leo, ahí está la colección de Crepúsculo o Federico Moccia, porque me recuerdan que también fui una adolescente enamoradiza.

—Háblanos sobre tu trayectoria como escritora. ¿Cómo comenzaste a escribir y qué ha ocurrido desde entonces?

Aunque leer me gustaba muy poco, ya escribía desde los ocho años, en la máquina de escribir de mis padres. Recuerdo escribir con delicadeza para no despertarles durante la siesta con el golpeteo de las teclas. Hacía relatos cortos, y en el instituto gané concursos de poesía gracias a una profesora que me animó a presentarme. Pero fue gracias al libro Rebeldes, de Susan E. Hinton por lo que me decidí por la novela. Yo tenía 14 años, y pensé que si ella pudo escribir un libro con 16, yo también podía. Empecé a leer y escribir de todo, incluso guiones de cine, y sin pensar realmente en lo que me había propuesto a los 14 años, conseguí escribir mi primer libro a los 16.

Desde entonces, en mayor o menor medida, y compaginándolo con trabajos y estudios, no he dejado de escribir y leer.

Muchas gracias por abrirte a nosotras, Rocío.

A continuación, nos centraremos en detalles sobre tu novela de romance actual «No quiero esperar», publicada el pasado dieciocho de diciembre con Selección BdB.

NQE

—¿Qué nos podrías contar sobre ella y sus personajes?

Se trata de una historia sencilla, de unos personajes que, aun con sus rasgos complicados, son personas que podemos encontrarnos y que seguro conocemos. Lisa ha tenido un pasado al que le hace frente con una sonrisa, a veces poco sincera, y Nick se ha tomado la vida siempre tan en serio que se ha olvidado de disfrutarla. Creo que resulta fácil empatizar con ellos porque podemos tener cerca a alguien que sea similar. Incluso podemos encontrar algo de nosotros mismos en ellos, en cómo y por qué hacen ciertas cosas.

El amor que surge de ellos nace poco a poco, mientras se conocen, se toleran y descubren que se necesitan más de lo que querrían admitir.

—La historia, en su mayor parte, está contada desde el punto de vista de Nicholas, el protagonista masculino. Lo más usual en la novela romántica es que esté narrada desde el punto de vista femenino o a apartes iguales entre los dos protagonista. ¿El cambio ha supuesto un reto para ti? ¿Cómo se te ocurrió esta original perspectiva?

Respecto a si ha sido un reto, debo decir que sí. No es fácil hablar o expresarse como un hombre. Y menos como un hombre de 30 años al que no me parezco en nada, por supuesto. Así que debía pensar bien qué diría o haría Nick en ciertas situaciones. En algún momento he tenido ayuda masculina que me aconsejaba sobre expresiones que utilizaba mal (como mujer). Aun así me gusta salir de mi zona de confort como escritora, y cuando menos me parezca a mis personajes, más fácil me es escribir sobre ellos.

La idea surgió precisamente por eso. Casi todas las novelas románticas están narradas desde el punto de vista femenino, y cuando las leía, siempre quería saber qué se le pasaba al hombre por la cabeza, si sentiría lo mismo que ella, si se enamoraría antes o después. Me parece un punto de vista bonito que, por suerte, cada vez que usa más. Aunque no lo creamos, los hombres también se comen la cabeza por nosotras, y está bien plasmarlo.

—Tienes toda la razón, y creo que el resultado ha sido muy bueno. Pero, sigamos… Casi toda la trama se desarrolla en Irlanda. ¿Nos podrías contar por qué elegiste este país?

Siempre me ha llamado mucho la atención la cultura celta, y aunque no he viajado nunca a Reino Unido ni Irlanda, son viajes que tengo pendientes. Me gusta el país, sus bosques y tradiciones. Me parece un lugar bonito donde la ciudad y la naturaleza conviven juntas ¡Incluso el tiempo me parece atractivo!

—¿Qué te gustaría transmitir a los lectores con tu novela y dónde pueden encontrarla?

Me gustaría que se quedasen con un mensaje. Las cosas no son blancas o negras. Uno no puede vivir siendo siempre serio, ni tampoco mostrar una absoluta felicidad. A veces hay que relajarse y sonreír, y a veces hay que enfadarse o llorar. Nick y Lisa aprenden esto el uno del otro. Además, queda claro lo terrible que resulta prejuzgar. Ambos tienen personalidades extremas y chocantes, pero hay motivos y un pasado detrás que hay que conocer para entenderlos y quererlos.

De momento, «No quiero esperar» se encuentra en plataforma digital, y puede encontrarse en Amazon.

—Por último, ¿hay algún proyecto en el que estés trabajando en estos momentos y que podrías compartir con nosotras?

Tengo un proyecto muy bonito, personalmente. Se trata de mi primera novela, que escribí hace casi diez años. Estoy reescribiéndola y mejorándola, con grandes cambios que gustarán a quienes ya se la han leído y me pedían la segunda parte.

Sólo puedo decir que se trata de una historia de romance actual, mezclada con una leyenda celta de hace 2000 años. Un irlandés con un pasado desconocido será el protagonista de esta historia.

¡Desde luego, la historia promete!

Ha sido un placer charlar contigo, Rocío. ¡Muchas gracias y te deseamos toda la suerte del mundo en tu carrera como escritora!

 

Isabel Jenner

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s